jueves, 18 de marzo de 2010

capitulo 10



Enrique y María se están besando apasionadamente. Emilio está apunto de contemplar una escena muy caliente que le mostraría a un Enrique seductor pero que posiblemente la lastimara mucho. A Enrique le encanta María, es muy agresivo, muy entregado. A ella le encanta estar con él pero a veces ella no está segura de si está a su lado por amor o sólo por sexo.
--¿me amas? --pregunta ella.
Enrique está muy sofocado. Se muere por besarla, por sentir todo su cuerpo.
--¿a que viene esto ahora? --dice sin dejar de acariciarla.
María jadea le gustan las caricias de Enrique :
--¿porqué nunca me dices que me amas?
Enrique pega su cuerpo al de María:
--vamos a casa y te demuestro lo que siento por ti...
María lo mira con deseo pero no segura:
--¿el sexo es amor?
Enrique se para de golpe:
--¿a que viene este pregunta?
María está segura que Enrique no la ama de la misma manera que ella lo ama a él pero él es su vida. Se aferra a él con desesperación:
--si no te tengo me muero...
Enrique la mira seductor:
--pero me tienes, soy todo tuyo...
Le guiña el ojo:
--puedes hacer conmigo lo que quieras...
Él es muy coqueto. Ella lo ama y da todo por él pero aunque no es sexo lo único que le interesa de él se conforma.
--vamos a la casa... ¿te animas? --pregunta él muy ansioso.
--pero... ¿habrá gente?
A María no le gusta nada tener relaciones sexuales con él con gente por ahí por aguanta por amor. Sabe perfectamente que de otra manera no podría retener a su lado a Enrique . Enrique la mira pícaro:
--¿y eso que importa? Lo que vale es que lo hagamos ¿no?
Enrique sonríe muy seductor.
--venga... si te mueres de ganas --dice pícaro.
Ella lo abraza:
--te amo tanto...
Se dan un buen achuchón. Emilio está a dos pasos.
--¿¡donde debe estar? --se pregunta.
En un último momento decide girar la calle y sin saberlo se aleja del chico que la tiene loca. Enrique toma de la mano a María y los dos se van muy contentos hacia la casa. No hay nadie en el cuarto lo que alegra a María. Enrique está demasiado caliente y no le importa más nada sino hacerlo. María goza más de Enrique . Le saca la camisa, le devora el pecho. Enrique está encantado de ver como María se muestra más participativa. Normalmente se deja llevar. Están con la luz encendida. No se ven mucho desnudo y a los dos les encanta. En ese momento entra Víctor que mira con cara de depravado a María. La joven se ruboriza, se tapa bien. Enrique y Víctor se mira con complicidad.
--¿os apago la luz? --Víctor .
--si, por favor... --dice Enrique .
Enrique se protege con la sábana. María está tensa.
--mejor no...
Pero Enrique está a 100.
--sí me amas no me dejes así... No...
María no se niega y deja que Enrique disfrute pero se la nota muy tensa. No disfruta del momento y le duele que a Enrique lo único que le importe es su propio placer.

Jordi espera a Germán en una cafetería. Está ansioso como si lo que le pasa a él sea algo que afecta a ambos. Cuando lo ve llegar a corre a su lado. En la mesa todo un cenicero con muchos cigarros es el testigo de todo lo que ha fumado. Lo abraza.
--¿y bien? ¿estamos embarazados?
Germán se sienta destruido.
--No.
Jordi comporta la decepción de él.
--bueno otra vez será --dice para animarlo.
Germán toma un cigarro.
--¡¡soy un fracaso¡ ¡¡se pudrió todo...¡
Los dos amigos comparten el cigarro.
--te dejó...?
--no pero ¿y si se cuida más?
--tu ves desgarrando el condón que algún día serás papá...
--eso espero... Mi abuela no puede seguir en esa casucha de cuarta por mas tiempo... se me parte el alma cada vez que menciona que desea morir para no ser una carga para mi...Si yo fuera rico seguro que todo esto se le pasaría, en una casa lujoso viviría minimo 100 años... en una casa como la de Olivia a cualquiera se le pasa las ganas de morirse...

Emilio se mira en el espejo frustrado. No le gusta su cuerpo de hombre. Se siente amargado. Ya el cuerpo de Jordi no la consuela como antes. Piensa en Enrique , sólo en él.
--¿y si lo hiciera?
Se imagina como mujer y en brazos de Enrique . Ya no siente por Jordi el amor que la llevó a sacrificar sus sueños con él:
--¿y entonces?
Ha soñado toda su vida con tener el cuerpo que le corresponde, salir de ese hombre que la tiene atrapada, dejar de sentirse una prisionera. No se atreve a dar el paso definitivo. Piensa en Enrique , en lo cariñoso que fue con aquel chico.
--¿y si fuera gay?
En esos momentos lo que más desea en el mundo es un acercamiento con ese guapo chico. Cierra los ojos y se lo imagina a él. Sus ojos intentos, esos labios besando el suyo. Su cuerpazo... Ese culo que quisiera pellizcar.
--si fuera mío... una vez... unos minutos... Lo daría todo por eso...
Por sentirse amada por Enrique una sola vez Emilio está dispuesta a todo:
--¿y si me opero y es como Jordi que le gustan los hombres?
Esa idea le da mil vueltas:
--si no estoy en sus brazos aunque sea una vez me muero... Daría mi vida por eso... porque me amara una sola vez...
Agarra la almohada y se queda de pie pensando en Enrique , imaginándose que está entre sus brazos:
--te amo... te amo...
No se ha dado cuenta que Jordi ha entrado en ese momento. La mira con deseo. Con amor. La abraza por detrás:
--mi amor, que alegría...
Jordi ha notado a su amado distante de él pero se alegra pensar que todo es como antes, que lo sigue amando. Emilio mira a Jordi aturdido. Como si no esperase verlo.
--¿tú?
--¿te ocurre algo? Dijiste que me amas...
Emilio no sabe como callarlo así que lo besa. A Jordi le encanta que Emilio sea tan apasionado, así como antes. Parece que lo está atacando. En realidad es un escape. Es la frustración por no poder estar con Enrique .
--mi amor... así no... tengo hambre...
Emilio se aparta de él.
--¿estás bien? Yo creo que...
Y al ver que Jordi quiere seguir hablando, le arranca la camisa. Le muerde los pezones. Así Jordi se pierde. Emilio lo hace, se le olvida todo. Saca la fiera que lleva dentro. Emilio llora por dentro pensando en Enrique .

No hay comentarios:

Publicar un comentario