jueves, 18 de marzo de 2010

capitulo 22





Enrique y Mercedes fornican salvajemente ajenos al otro. Enrique es una bestia en celo y se da todos los gustos que quiere con Mercedes que goza y comparte todo con placer. Mercedes por unos momentos se ha olvidado de lo que ha hecho y goza de ese cuerpo que cada vez que lo tiene lo desea más y más. En ese momento se abre la puerta. María se queda de piedra.
--¡¡Enrique ¡¡
A Maria le duele mucho ver a su novio con otra mujer poseyéndola de una forma tan agresiva. Le empieza a lanzar todo lo que encuentra.
--¡¡eres una basura... un cerdo...¡ ¡¡eres una bestia y esa una...¡
Enrique se ha puesto el boxer, está pálido. Ha disfrutado mucho con Mercedes pero no quería lastimar a la otra, Mercedes no se deja atacar:
--¡¡a mí no me insultes, niñita...¡
--¡¡perra, ramera...¡
--¡¡frígida... Enrique se ha tenido que consolar conmigo porque contigo no le dar ni cosquillas...¡
María está muy ofendida. Enrique se gira y le dice a Mercedes brusco:
--¡¡ya cállate...¡
A Mercedes le duele que Enrique la grite y que se vaya detrás de María.
--¡¡no te vayas con ella...¡ ¡¡no te vayas con ella...¡
Enrique no presta atención a Mercedes lo que lastima mucho a ésta. Igual se siente vencedora.
--María lo va a dejar y Enrique se quedará conmigo y acabará amándome...
María huye hacia el cuarto. Enrique la agarra.
--tenemos que hablar...
--¡¡yo no quiero hablar, cerdo...¡
--Por favor... no hagas un escándalo... No hace falta que se despierte todo el mundo...
María no se mueve porque él la tiene sujeto.
--¡¡que se entere todo el mundo... que mi novio se acuesta con la prostituta más grande del mundo...¡
Enrique está desesperado. Le gustaba tener a las dos pero siente que su relación con María es más importante que lo que tiene con Mercedes:
--Por favor Maria... ¡¡tú lo has dicho, esa es una prostituta...¡ ¡¡se acuesta con cualquiera... Yo no quería pero fue ella la que insistió hasta que le di lo que me pedía a gritos¡ ¡¡Ella se me ofreció, se me regaló y al final caí¡
Mercedes está ya fuera del baño con un sexy camisón. Se siente muy molesta y ofendida por las palabras de su amado. Enrique tiene sujeto a María de un brazo así que con la mano libre lo bofetea y llorando dice:
--¡¡eres una basura de lo peor...¡ ¡¡te entregué mi primera vez, dejé mi mundo por ti y tú me dejas por una arrastrada que se acuesta con cualquiera...¡
Mercedes se acerca a ellos:
--¡¡tampoco me ofendas...¡
Sin mirarlo pero poniendo el brazo delante para que Mercedes no se acerque más, Enrique le dice:
--¡¡no te metas...¡¡
Mercedes se queda aparta llorosa. Le duele mucho que Enrique la humille delante de ella.
--¡¡Mercedes no significa nada... No te quiero perder por una perdida...¡¡
Germán sale en boxers:
--¿¿¿qué es este escándalo??
Germán supone lo que ha pasado y mirando con desprecio a Mercedes dice:
--¡¡la culpa es tuya... debiste haberte quedado en el prostíbulo del que saliste..¡
A Mercedes le duele mucho el ataque de Germán y que Enrique no haga nada para defenderla.
--¿¿no vas a decirle nada a tu primo? --reclama Mercedes a Enrique .
Sin mirarla pero muy hiriente le dice:
--tiene razón...
Esto es una terrible puñalada para Mercedes que estaba segura que su relación con Enrique iría a más y no se esperaba ese golpe. Enrique a la que mira es a María. La trata con mucho cariño:
--sé que me he portado como un canalla pero no quiero perderte por una mujer que no merece la pena...
A Mercedes le duele mucho la mirada de Germán, una mirada llena de odio pero también es una mirada libidinosa. Hasta él se pone del lado de María:
--no te preocupes... esa ramera se ha acostado con todos los chicos de esta casa...
Llena de rabia Mercedes dice:
--¡¡Eso no es cierto... sólo he estado con Enrique ...¡
Sin mirarla, señalándola con la mano y muy molesto, Enrique dice:
--¡¡que me dejes en paz...¡
Mercedes está muy dolida. Germán la agarra del brazo:
--¡¡largo de esta casa si es que tienes dignidad...¡
Manuela desde la cama se queja:
--¿¡que es lo que pasa con Merceditas?¡
Germán mira a Mercedes con mucha rabia:
--ves lo que has logrado?¡
Manuela llama a Mercedes muy angustiada pero Germán no deja que Mercedes se acerque a ella. Se encierra en el cuarto. Los otros chicos y chicas van saliendo de su cuarto. Víctor y Carlos medio dormidos y en boxers.
--¿¡qué está pasando?¡ --Víctor .
--¡¡No nada... María que se enojó conmigo...¡
Enrique habla muy preocupado y le susurra a su novia que no diga nada pero María está demasiado dolida:
--¡¡mi novio se estaba revolcando con esa perdida...¡
Señala a Mercedes con mucha rabia. Enrique está muy preocupado. No le gustaría que el gusto que se ha dado con Mercedes le haga perder la amistad de Víctor.
--Deja que yo te explique...
Víctor siente mucha rabia que Mercedes se haya acostado con Enrique y no con él. Tumba a Enrique de un puñetazo. Mercedes es la que enseguida se acerca a él.
--mi amor, que te pasó?
Y mirando a Víctor le dice:
--¡¡eres una bestia...¡
Mercedes quiere ayudar a levantarse a Enrique pero él no deja que lo toque:
--¡¡déjame en paz...¡
Víctor agarra a Mercedes con mucha rabia:
--¡¡Eres una ramera...¡ ¡¡quiero que te vayas de aquí...¡
--¡¡yo no me voy nada...¡
Víctor trata de besar a Mercedes:
--¡¡pues quiero que mes ahora lo que le has dado a Enrique ...¡
Como no se puede sacar de encima a ese chico que la toca a la fuerza le da un rodillazo en los genitales y así lo desarma momentáneamente. Víctor está retorciéndose del dolor. Mercedes mira con angustia a Enrique que le responde con una mirada de odio.
--No me mires así... Yo no tengo la culpa que tu novia nos haya descubierto...
Enrique se lleva las manos a la cabeza. Está desesperado.
--si, es cierto... esto es una maldita casualidad...
Y mira a las dos mujeres sin saber bien que tiene que hacer. María le despierta la ternura y Mercedes la lujuria. Le gusta tener a las dos aunque si se tiene que quedar con una no quiere lastimar a Maria y se queda con ella. María no está dispuesta a que Mercedes salga limpia de esto y pone el anónimo en la cara de Enrique .
--¡¡alguien me mando esto... no vine aquí por casualidad...¡
Mercedes confiaba en que María no desvelara lo del anónimo. Enrique toma la nota y con rabia se enfrenta a Mercedes:
--¿¡qué significa esto?¡
Está furioso, a Mercedes le duele mucho ver tanta rabia por ella en los ojos de Enrique . Está como loco. Las dos mujeres que se lo disputan se miran con un profundo odio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario