jueves, 18 de marzo de 2010

capitulo 23




Enrique está muy decepcionado. Le gustaba pensar que Mercedes se le regalaba por puro vicio y sin pedirle nada a cambio.
--¿¿qué es esto??
Mercedes no soporta ver decepción en los ojos de su amado. Tampoco le quiere gritar que lo ama porque está segura que Enrique no la iba a entender. Así que sólo se le ocurre negarlo.
--¡¡yo no fui... yo no fui...¡
Enrique agarra de los dos brazos a Mercedes. No le piensa perdonar que ella haya informado a su novia de lo que ocurría. Está furiosa.
--¡nadie más podía saber lo que ocurría...¡ ¡¡nadie...¡
Enrique lo siente como una traición y le duele mucho. Mercedes intenta con desesperación defenderse:
--¡¡fue él...¡ ¡¡Fue él...¡ --dice señalando a Víctor.
Víctor recién se le está pasando el dolor genital:
--¡¡a mí no me metan en sus líos... si yo llego a saber lo de esta perdida la hubiera echado a la calle...¡
Enrique mira a Mercedes dolido:
--Él tiene razón... conozco a Víctor... Él no lo sabía... ¡¡nadie lo sabía...¡¡
María entra en su cuarto. Enrique va tras ella. Mercedes trata de seguirlos pero Víctor se pone en medio.
--¡¡te largas...¡
--¡¡tú no eres nadie para echarme...¡
Porque Mercedes sabe que aunque se acostara con Víctor éste la echaría igual después sino tal vez pensaría en convertirse en la amante de Víctor para seguir al lado de Enrique . Víctor está muy humillado de que todos sus compañeros okupas hayan descubierto que es mentira que se acostaba con Mercedes. Carlos abraza por los hombros a su amigo:
--es media noche, esta pobre chica no se puede ir así...
Pero Víctor está enloquecido por la rabia.
--¡¡quiero que se vaya...¡ ¡¡quiero que se vaya ya...¡
María está empezando a hacer su maleta pero Enrique no se lo impide:
--¿me dejas? ¿así? ¿¿después de todo lo que hemos vivido?
María se sienta y mira a Enrique llorosa:
--¿y qué se supone que tengo que hacer?
Poner en cuclillas la acaricia con cariño:
--sé que me portè mal contigo pero no me gustaría acabar con nuestra relación por una tontería...
--¿tú quieres que me quede?
Enrique mira a María con cara de bueno:
--si claro...
--¿me amas?
Enrique se levanta. Se lleva las manos a la cabeza:
--¡¡ya sabes que no me gusta hablar de estas cosas...¡
Entonces María molesta sigue con su maleta:
--¡¡pues quédate con esa cualquiera...¡
--No, Mercedes se va. Te quedes tú conmigo. Mercedes se va. De ti depende que me quede solo o contigo...
--¿en serio se va?
--Sí, ahora mismo si quieres...
María ama a Enrique y aunque está muy herida no está dispuesta a que una mujer cualquiera se lo quite.
--te perdone si la corres ahora mismo...
--sí, esto está hecho...
--pero delante mío...
--Está bien pero quédate al margen...
--¿tanto te importa esa cualquiera?
--No, claro que no pero ¿no crees que no merece la pena humillarla?
-- Una ramera que se mete con un hombre ajeno no merece ni vivir...
Aunque le duele que Enrique tenga consideración con Mercedes prefiere no decir nada. Enrique sale del cuarto y María detrás. A Mercedes le duele mucho el tono brusco de Enrique y la mirada de Víctor y de María.
--¡Te vas…¡ --le exige.
y mira a Víctor :
--quiero que se vaya...
Víctor mira a Enrique . A Mercedes:
--voy a sacar sus cosas...
Mercedes se acerca a Enrique dolida:
--será que podemos hablar a solas?
Maria abraza a su novio por la espalda. Mercedes está desesperada. A Enrique le sabe mal hacer daño a Mercedes. Se aparta de Maria y se acerca a Mercedes.
--por favor. No me lo hagas más difícil.
Mercedes acaricia la mejilla de su amado:
--¿así? después de todo lo que hemos vivido...
A María le duele mucho que Mercedes sea cariñosa con Enrique pero éste se la saca de encima muy brusco:
--¡sólo fue sexo... Es lo que yo creía que querías... No te quería hacer daño...¡
Mercedes lo abraza con desesperación:
--nos podemos seguir viendo en secreto, te juro que no te pediré nada... --le susurra
Enrique se la saca de encima:
--No, ya no me interesa... Sé que tú me delataste con María.
Mercedes está enloquecida por la rabia y ya que no lo puede convencer que no fue ella dice llorando:
--¡¡te quiero para mí... sólo para mí...¡
Enrique la mira con pena. María está furiosa. Enrique abraza a su novia.
--lo siento, siempre supiste que la quiero a ella.
María sonríe. Muerta de la rabia Mercedes grita:
--yo no me voy de aquí... Esta casa es libre... ¡¡yo me quiero quedar...¡ ¡¡me cambiaré de cuarto pero no me voy...¡ ¡¡además...¡ ¿¿qué le vamos a decir a tu abuela??
Víctor se iba a meter pero Enrique le hace gestos para que se mantenga al margen. Se acerca a Mercedes y con dulzura le dice:
--Sí es verdad que soy especial para ti, por favor... Vete...
Se lo suplica y Mercedes no se puede negar. Siente rabia por ella misma por que lo ha estropeado todo.
--¿no nos podemos despedir a solas?
María abraza a su novio fuertemente.
--¡No, Enrique es mio¡
Mercedes se va abatida. Sabe que ha perdido y como es su culpa por no tener paciencia lo acepta con resignación. Al fin y al cabo ha llegado más lejos con Enrique de lo que podía esperar. Pide una condición para irse. Despedirse de Manuela. Anciana y joven hablan a solas por petición de Manuela. Germán se queda furioso apoyando a María que está rabiando. Mercedes está desconsolada y Manuela trata de animarla:
--yo pronto moriré y desde el cielo te ayudaré a que te cases con mi nieto...
--no diga eso...
Manuela le seca las lágrimas:
--tu vas a ser la mujer de mi nieto Enrique ... eso está escrito...

No hay comentarios:

Publicar un comentario