jueves, 18 de marzo de 2010

capitulo 28







A Mercedes le duele la mirada de horror de Enrique . Los chicos no entienden nada. En ese momento rompe a llorar la bebita.
--¿y esa bebita? --preguntando Jordi dándose cuenta que Mercedes tiene un biberón en las manos.
Enrique está demasiado sorprendido como para decir algo. Germán es el que dice:
--Es Manuelita, la hija de Mercedes y Enrique ...
Jordi se echa a reír.
--Emilio ¿¿que cuento es esto?
Enrique se acerca a Mercedes. Mira a Jordi:
--¿¡es que te volviste loco?¡
Carlos también le pregunta lo mismo a Jordi.
--¿¿es que no saben que él es en realidad un hombre?
Todos creerían que Jordi enloqueció de no ser por el rostro pálido de Mercedes. La tensión se puede contar con un cuchillo. Jordi va hablando:
--Yo fui el primer hombre en la vida de Emilio... Él se quería hacer una operación de cambio de sexo pero yo no quería... finalmente me dejó para ser mujer...
--Eso no es cierto --dice Germán.
Enrique no está seguro. Mira a Mercedes a los ojos y le pregunta:
--¿tú quien eres?
Mercedes se da cuenta que no tiene sentido negar la evidencia. Ha caído desde lo más alto, cuando más feliz era y como duele la caída. Está totalmente destruida.
--Siempre me sentí mujer aunque estuviera encerrada en el cuerpo de un hombre...soy aquel tipo al que tú enfrentaste en el lavabo... porque te miraba... ¿te acuerdas? En el centro de internet...
Enrique se lleva las manos a la cabeza desesperado. Germán está perplejo. Él se acerca a la cunita y mira a la pequeña. No dice nada pero no entiende lo que pasa. Víctor no puede creer que esa mujer que traía locos a todos fuera en realidad un hombre. Jordi siente pena de Emilio. Ahora le duele haberlo desenmascarado. Ahora que ve que le ha arruinado la vida. Enrique escucha boquiabierto. Emilio sigue hablando:
--Ese día que hablamos y tú me rechazaste tomé la decisión de mi vida, me iba a convertir en mujer... Estaba enamorada de ti y cuando vine a esta casa fue por ti... Fuiste el primero en hacerme una mujer completa... el único...
Enrique siente rabia aunque también pena. Germán sale del cuarto con la bebita en brazos:
--¿y esta niña?
Mercedes acaricia a la pequeña y mira a Enrique enamorada:
--hice tanto por ti y no podía resignar a perderte... Una mujer embarazada me puso la solución en las manos...
--¿te regalaron a esta niña? --Germán.
Mercedes sabe que ha perdido a Enrique . Le duele el horror que ve en la cara de él...
--Esa mujer le hizo creer a su novio que abortó y huyó al campo... Yo... sentí a ese bebé como mío...
Mercedes agacha la cabeza, sabe que la van a juzgar mucho. No se atreve a mirar a los ojos a Enrique :
--La madre creyó que su bebé murió...
Todos están horrorizados. Jordi mira a Mercedes con compasión.
--¡lo hice por amor a ti...¡ --grita Mercedes desesperada.
Enrique la está odiando y eso la desespera. Germán siente a esa pequeña como suya:
--No, esta historia no puede ser...
Mercedes mira a Germán:
--gracias por ayudarme... Estos tres meses han sido los más felices de mi vida...
Luego mira a Enrique .
--sé que me vas a recordar con asco, con odio pero yo te recordaré como lo mejor de mi vida...
Enrique está horrorizado pero le conmueve el dolor de Mercedes. Ella mira a Germán:
--Manuelita es la hija de Olivia... Es tu hija...
Germán se ha quedado en shock. Enrique mira fijamente a Mercedes y con un desprecio que la lastima a ella grita:
--¡¡a las mujeres no se les puede pegar pero tú no eres una mujer...¡¡
y la tumba de un puñetazo. Víctor trata que se calme. Enrique está como loco:
--¡¡esto por robarle la hija a mi primo...¡
Germán no dice nada. Se ha quedado conmocionado mirando a la pequeña. Mercedes desde el piso llorando, humillada... nadie la ayuda. Le duele la mirada de odio de Enrique . Es él quien desde su celular llama a la policía:
--quiero denunciar un robo de bebé…
Eso es lo que más le duele a Mercedes, que sea Enrique quien la entregue. Enrique se va corriendo sin mirar atrás. Se sienta en la cama. Siente un gran dolor en el alma. Víctor se acerca a él. Se sienta a su lado. Enrique lo mira lloroso.
--te vas a reir de mí? --le pregunta Enrique .
--no --Víctor muy triste.
los dos amigos se abrazan. Enrique siente un nudo en el estómago.

La policía se lleva a Mercedes detenida, esposada. Jordi y Carlos la acompañan.
--yo en serio que lo siento... --le dice Jordi.
Pero Mercedes no le cree:
--te vengaste... te vengaste bien... --le reprocha Mercedes resignada
--yo no quería... --Jordi con culpa.
--es curioso... Los dos únicos hombres que he amado son los que he acabado conmigo... --dice Mercedes mientras el policia la mete en la patrulla.
A Mercedes le duele que Enrique no haya defendido pero la entiende, su vida ya no tiene sentido solo los recuerdos la reconfortan. Mientras deja esa casa cierra los ojos para no pensar en el presente, para pensar en un pasado bello, en los momentos que compartió con Enrique mientras soñó que eran una familia, que él era su esposo y que tenían una hija...

Enrique no se ha atrevido a ver la detención de Mercedes. Víctor está a su lado. Los dos sentados en la cama.
--ya se la llevaron... ¿no vas a ayudarla? Creo que se pude hacer las cosas de otra manera --dice Víctor con compasión.
Enrique mira a su amigo con los ojos enrojecidos del dolor y la rabia:
--¡es un hombre..¡¡
Víctor le pone la mano a Enrique en el muslo fraternalmente. Le habla con sinceridad, como en realidad jamás habló pero le ha conmovido la historia de Emilio.
--deberías estar feliz de ver lo que una mujer hizo por ti, por amor... A mi nadie me quiso de esa manera. Le inspiraste tanto amor que hizo todo más para estar contigo...
--es un hombre... --dice Enrique con un gran dolor.
--es una mujer y bien linda... todos te envidiábamos...
Enrique mira a Víctor lloroso y le pregunta:
--¿estarías con una mujer que antes era hombre...?
--dime algo ¿estás enamorado de ella?
Víctor le habla con ternura. Enrique se levanta. Lo mira con rabia.
--¡¡claro que no...¡
--seguro...?
Le pregunta por cariño porque lo quiere ayudar. Enrique lo mira con lágrimas en los ojos y dice:
--no lo sé...
Luego lo abraza llorando. Víctor acaricia a su amigo mientras le dice:
--pues ve a por todas... Ayúdala. No la hundas más. Te ama como nunca nadie te podrá amar.
A Enrique le sorprende mucho que su amigo le hable de esa manera:
--qué dirá la gente...? creerán que soy maricón...
Víctor le sonríe. Le habla siempre con mucho cariño:
--y desde cuando te importa lo que diga la gente?... ella tiene cuerpo de mujer... alma de mujer... ¡¿qué te importa el resto?¡
--se robó el hijo de mi primo... --susurra dolido.
Víctor todo lo justifica por amor:
--deberías estar orgulloso de que una mujer hiciera tales locuras por ti... si la quieres no la dejes sola... No te digo que te cases con ella... pero dale una oportunidad, si crees que la puedes querer...

No hay comentarios:

Publicar un comentario