jueves, 18 de marzo de 2010

capitulo 9



Germán es muy dulce con Olivia.
--¿¿qué pasó?
Con un hilo de voz, Olivia dice:
--Creo que estoy embarazada...
Germán abre los ojos como platos:
--¿¿qué?
Olivia cree que es una mala noticia para él:
--¡te juro que no sé como pasó...¡ ¡¡tú te cuidabas...¡
La mujer está muy angustiada. Él está pálido. Olivia está convencida que es por la angustia, que a ninguno de los dos les apetece ser padres. En realidad es todo lo contrario. Germán siente cómo si le hubiera tocado la lotería. Mejor suerte no pudo tener, mira ese lugar. Ese departamento tan lujoso que ahora va a ser de su hijo y por lo tanto de él. Y lo que más le importa. De su abuela. Eso es lo que lo tiene como loco. Pensar que al fin logro su siente.
--que buena puntería que tengo --dice para sí con orgullo.
Olivia no deja de llorar:
--¿y si estoy embarazada qué?
Germán toca un poco con los pies en la tierra:
--¿no es seguro?
Ya se había hecho ilusiones y ahora le dolería que no fuera así. Olivia balbucea, está muy nerviosa.
--no, no... Tengo un atraso... No sé que hacer... que pena contigo... Es que si estoy embarazada me muero...
Germán se finge amoroso:
--¿es que no te gustaría tener un hijo mío? ¿a caso no me amas?
--No es eso... es que... Es tan pronto...
--Nada que venga de ti para mí es pronto... Yo me casaría mañana mismo contigo sí tú quisieras...
Olivia nunca pensaría que esos ojos que la miran con tanta ternura la están mintiendo. Germán le besa las manos:
--ahora lo más importante es que salgamos de duda... Tenemos que ir a la farmacia...
--¿porqué no vas tú? Te espero... Me muero de la pena...
Olivia le da dinero para que compre el test. Germán está tan ansioso que no tiene espera. En seguida llama a Jordi que está desnudo en su cuarto.
--¿¿qué? ¡¡La hiciste?¡
Jordi está tan ansioso como él.
--llámame en cuanto sepas algo...
Emilio está con Jordi.
--¿ocurre algo?
--Mi amor... será mejor que vayas solo --dice Jordi muy dulce.
Jordi tiene muchas ganas de saber lo que ocurre con su amigo y prefiere estar solo.
--Pero fuiste tú el que me convenciste de ir a ese sitio a conectarme a internet... Yo sola no sé que haré...
--Solo tú solo --le apunta Jordi que no suporta que se refiera a él como mujer-- ve y disfruta... Es fácil... si tienes alguna duda preguntas...
Emilio está muy ansiosa porque no deja de pensar en su amado Enrique . Desea verlo todo el día. En realidad en el día de fiesta de Jordi no tenía ganas de pasarlo con él en la casa. Se dejó convencer de ir a un centro de internet gratuito que hay en la ciudad. La idea de ir sola no le parece tan mala, aunque lo dio todo por Jordi cada vez está más alejada de él.

Mientras Germán llega de la farmacia con su test y comienza la espera, Emilio está en el centro de internet. Navega no sin muchas ganas. No deja de pensar en Enrique . Ella misma se regaña. No entiende como el chico la ha flechado de esa manera.
--¡¡es un desconocido...¡ ¡¡no sabes nada de él...¡ ¡¡es un chico al que has visto en la calle y no sabes cuando lo volverás a ver...¡¡
De pronto no puede creer lo que está viendo.
--No, no es real... Es producto de su imaginación...
Se friega bien los ojos hasta asegurarse que es él.
--¡¡Es él... es él...¡
Emilio lo mira y queda cautivado.
--¡que guapo es , que guapo es¡
Emilio brinca de alegría al verlo. Está fascinada por él.
--¡¡Es el chico más guapo del universo...¡¡
Emilio no puede creer que Enrique frecuente ese centro.
--¡¡y yo que no quería venir...¡
Emilio sonríe pícaro mientras ya ha decidido que irá a ese lugar todos los días. No le saca los ojos de encima.
--¡¡por fin empiezo a averiguar cosas de su vida...¡
Emilio piensa que esa coincidencia, que el encontrarse los dos en ese mismo lugar es una señal:
--tal vez la vida me tenga preparado algo bello con él...
Emilio lo mira excitada.
--¡¡ojala, ojala¡
Enrique lleva unos jeans muy estrechos. Se le ve un buen trasero.
--culo gordo que tiene... ¡¡que bueno está¡ --piensa Emilio con deseo.
No le saca los ojos de encima. Sin afeitar, con algo de melena descuidada. LLeva una mochila. Además le toca el ordenador que está justo detrás al de Emilio. No puede creer su suerte.
--Esto si es una de las maravillas del mundo... Bello patrimonio nacional --va pensando Emilio.
No puede hacer nada porque no puede dejar de pensar en que tiene al chico que le gusta, el chico más guapo que ha conocido en su vida justo detrás suyo. No hace más que girarse para mirarlo de reojo. Suspira enamorada. Le gusta y mucho. Y es que lo ve a él y se le olvida todo. Enrique está mirando su correo, no deja de reír y a Emilio le fascina esa sonrisa.
--¡¡como me gusta...¡
Se estremece sólo de sentirlo detrás de él. Enrique está un buen rato. Cuando se levanta a Emilio le da pena pensar que de nuevo se separará de él pero por otro lado le gusta verlo.
--¡¡que culo...¡ --piensa.
Emilio lo mira con descaro. Se aprovecha que Enrique está de pie, de espalda recogiendo sus cosas. Emilio tiene ese trasero tan cerca... Podría tocarlo sin problemas. Tiene que hacer un gran esfuerzo para no pellizcarlo. En el momento que se gira Enrique sorprende a Emilio mirándolo con intensidad. Siente su deseo y es algo que le sorprende. Lo mira fijamente. Esos ojos profundos se clavan en Emilio que queda muy impresionada, Le gusta la mirada del guapo chico. Le gusta que él la haya mirado. Al fin Enrique se ha dado cuenta de que existe y eso es muy importante para Emilio. Quedan unidos por unos segundos por medio de sus miradas. Emilio lo siente como si hicieran el amor. Siente que la mirada de él atraviesa su alma. Enrique lo mira muy serio. Está sorprendido porque no entiende porqué siente que ese desconocido lo mira con deseo. Pero no le da más importancia y se va. Aunque ha sentido que su mirada la penetraba. A Emilio le da pena que se vaya sin decirle nada. Le gusta ese chico, siente una fuerte atracción hacia él. Los ojos de Emilio ahora se centran en el trasero de Enrique :
--¡es el culo perfecto... en su punto... ¡ ¡¡jugoso...¡
Emilio está fascinado por él. Le gusta las arruguitas que se le hacen al caminar.
--¡¡Como un chico tan guapo puede ir caminando por la calle como si nada...¡ ¡¡Es una obra de arte y desnudo... ¡¡sería un sueño...¡
Emilio está vibrando. Se imagina ya en los brazos de Enrique y eso la pone como loca. Piensa en la chica con la que lo vio:
--¿y será su novia?
Emilio recoge sus cosas. En lo único en que piensa es en Enrique , quiere dar un paseo pensado en él.
--¿tendrá su lado gay?
Piensa en ese chico tratando de imaginar cuales serán sus preferencias sexuales. Mientras Enrique no anda muy lejos de ahí. María lo llama.
--Mi amor...
Él sonríe coqueto. Ella se lanza en sus brazos. Lo abraza y lo besa como si hiciera mucho tiempo que no lo ve. A Enrique le encanta esa manera apasionada de Maria de amarlo. La besa apasionadamente. Emilio camino muy cerca de ellos. LOs separa apenas una calle. Emilio piensa en Enrique sin saber que muy cerca de ella éste y María se están besando a puro fuego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario